“No se puede quitar la función constitucional al CN”: Reinaldo Sánchez

8

Tegucigalpa. El presidente del Comité Central del Partido Nacional (CCPN), Reinaldo Sánchez, considera que si las decisiones que se toman en la mesa técnica del diálogo son vinculantes es algo que se debe analizar y profundizar, pero señaló que los temas se deben discutir y consensuar en la Cámara Legislativa ya que no le puede quitar la función constitucional al Congreso Nacional.

En ese sentido, Sánchez coincide con lo expresado por el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, quien en su cuenta de Twitter expresó que: “Sería inconstitucional delegar las facultades y atribuciones legislativas que son exclusivas del @Congreso_HND a una mesa de diálogo. Estamos abiertos a los acuerdos del Gran Diálogo Nacional se consensuen entre las bancadas en el Poder Legislativo y hacerlas ley”.

“Como legislador les puedo decir que de entrada el deber constitucional y la escogencia de un departamento sobre una persona para estar en el Congreso Nacional y legislar y tomar decisiones, no se puede delegar, para eso va uno a un proceso electoral y el pueblo hondureño toma la decisión acerca de quién quiere que lo represente”, esgrimió Sánchez.

En ese sentido, consideró que la posición tomada por los 128 diputados en la Cámara Legislativa es entendible, razón por la cual el Partido Nacional, está fijando una posición como institución política que permita que cada diputado y la bancada pueda hacer el análisis jurídico y político, defina una posición al respecto.

Explicó que el órgano político por excelencia para concertación y consensos y para poder llevar adelante los temas de legislación del país, ha sido el Congreso Nacional.

Añadió que en lo personal entiende muy bien la posición del presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, ya que considera que está dentro del marco constitucional que corresponde para cada legislador y es comprensible que se plantee que sea en la Cámara Legislativa que se puedan llevar adelante las discusiones y diálogos para poder impulsar a través del consenso con las diferentes bancadas las reformas político electorales así como aquellas que no tienen nada que haber con la política como la reforma al 1.5 por ciento del Impuesto Sobre la Renta, pero que si tienen que ver con el interés de llevar adelante a Honduras en materia económica, social, generación de empleo, turismo y otras.

Recordó que hay varios partidos representados en el Congreso Nacional, incluida una coalición que también opina sobre el tema que han querido ser parte de la mesa de prediálogo convocada por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Refirió que también existe una mesa de temas no políticos que se ha instalado desde hace muchos días que también está sacando algunos productos relacionados con la legislación, algunos que ya se han aprobado y otros que están en camino.

En ese sentido, reiteró que considera que es en el Congreso Nacional que los temas deben discutirse, llegar a consensos y sobre todo que se aprueben sin tanto empantanamiento.

Aclaró que la mesa del diálogo no es que esté mal por lo contrario toda instancia de diálogo en el país es correcta, el problema es cuando se quiere quitarle la función constitucional a un órgano como el Congreso Nacional.

Sánchez considera que la propuesta de que los temas que se acuerden en la mesa del diálogo sean vinculantes, es algo que habrá que analizarlo y profundizarlo. Él habló con varios diputados de su partido y le manifestaron su preocupación en términos de no poder delegar la función constitucional del legislador en la Cámara Legislativa.

Respecto a las últimas declaraciones del expresidente Porfirio Lobo, aseveró que en lo personal no conoce nada acerca de una supuesta reunión en la que tampoco ha participado al tiempo que manifestó que comprende la posición del exmandatario en este momento difícil por el que atraviesa él y su familia.

Recordó que el Partido Nacional, desde que ocurrió la captura de la exprimera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo, sostuvo que se le debe respetar el debido proceso, su condición de inocencia y sobre todo el legítimo derecho a la defensa porque esa organización política considera que la ley debe ser aplicada igual para todos.

Sobre el veto presidencial a las reformas a la Ley de Privación de Dominio de Bienes de Origen Ilícito, indicó que es algo normal en un sistema constitucional que permite al presidente de la República tomar esa decisión en determinado momento y si el Congreso consideró que era la mejor decisión, los diputados deberán tener los argumentos y las razones por las que consideraron aprobarlas.

El presidente de la República tiene ese balance en la democracia y en la Constitución que permite sancionar o vetar una ley de cualquier tipo y en ese sentido, la decisión del mandatario Juan Orlando Hernández es correcta y así lo considera el Partido Nacional para que sea la Comisión de Justicia Penal la que determine si han existido excesos en la aplicación de esa normativa y si es necesaria una interpretación que se haga por parte de técnicos entendidos en la materia y que no surja de una decisión política a fin de garantizar que la lucha contra la corrupción, el crimen organizado y el narcotráfico pueda continuar sin detenerse.

Recordó que el veto no afecta la relación entre el Ejecutivo y el Legislativo y ya anteriormente han ocurrido otros vetos ya que la Constitución y el sistema democrático permite que estas discusiones se tomen.