Realizan “Operación Orca” y aseguran e incautan bienes de Francisco Javier Zelaya

336
El Ministerio Público, a través de la La Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) y la Fiscalía Contra el Crimen Organizado (FESCCO), con el apoyo de la Policía Militar de Honduras, ejecutan la Operación Orca, mediante la cual se aseguran e incautan bienes bajo la orden de un Juez de Letras de Privación de Dominio , como parte de un proceso investigativo instruido sobre bienes propiedad de Francisco Javier Zelaya y de personas vinculadas por lazos familiares y de negocios, quienes son investigados de formar parte de una organización dedicada al tráfico de drogas y el lavado de activos.
Las acciones se llevan a cabo en el Departamento de Atlántida y se dirigen sobre 32 inmuebles ubicados en la ciudad de La Ceiba, 10 sociedades mercantiles, 37 vehículos automotores, 115 productos financieros y 9 embarcaciones. Así mismo se detalla que de las sociedades mercantiles objeto de la medida de aseguramiento, cuatro se encuentran en la actualidad realizando operaciones en los rubros de comercialización de productos marinos y la construcción.
Sobre este caso, es de hacer notar que en el mes de julio de año 2013 se hizo pública la detención del señor Zelaya Fúnez en México, siendo puesto a la orden de la Corte del Distrito Medio de la Florida, en la ciudad de Tampa,  para responder por una acusación criminal interpuesta contra él y varios individuos de nacionalidad colombiana responsables de delitos de narcotráfico, hechos cometidos, según la referida acusación, desde el año 2004. El proceso en referencia  culminó con la condena del hondureño Francisco Javier Zelaya Fúnez en fecha 8 de octubre de 2014 después de haberse declarado culpable de un cargo de conspiración para poseer con intento de distribuir cocaína a bordo de un buque sujeto a la Jurisdicción de los Estados Unidos.  
Cabe señalar que desde algún tiempo, se registró la primera denuncia contra Zelaya Fúnez y hasta la fecha, este adquirió inmuebles, realizó inversiones y constituyó sociedades mercantiles, junto con familiares y colaboradores, pudiendo inferirse de manera razonable, en virtud de los antecedentes en Honduras y en el Extranjero, que dichas adquisiciones tienen un origen ilícito relacionado a actividades de narcotráfico, a lo que se suma que de acuerdo a los expedientes que obran en la Fiscalía Contra el Crimen Organizado, este grupo ha tenido en el transcurso de los años la colaboración de diversas instituciones públicas y privadas para dar apariencia de legalidad a sus actividades comerciales, hecho que persiguen todas las organizaciones dedicadas a obtener bienes producto de actividades ilícitas.
El Ministerio Público reitera que las presentes acciones encuentran su fundamento en los diversos preceptos contenidos en La Ley Sobre Privación Definitiva del Dominio de Bienes de Origen Ilícito, la que tiene como finalidad la lucha contra la criminalidad organizada mediante el desapoderamiento de bienes originados, obtenidos o derivados de actividades ilícitas, estableciendo que solo será reconocido como legal o tenido por lícito el derecho de dominio que se haya originado o adquirido a través de los medios o mecanismos compatibles con el ordenamiento jurídico vigente.
Como siempre, se insta a la ciudadanía a colaborar con las autoridades a través de la denuncia, mecanismo que en algunos casos ha permitido la instrucción de las diligencias correspondientes con el fin de deducir responsabilidad a aquellos que actúan al margen de la ley. De igual manera advertimos a los ciudadanos a no colaborar prestando su nombre en actos o contratos de carácter civil o mercantil que se refieran a la adquisición, transferencia o administración de bienes de dudosa procedencia, puesto que dicha acción puede constituirse en un delito.