Tegucigalpa, Francisco Morazán. Dándole seguimiento a los hechos en las dos operaciones anteriores, el Ministerio Público continúa este día en toda Honduras con la Operación Tormenta de Fuego, en su tercera etapa.  Es por esto que todas las Fiscales Regionales, la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), las Fiscalías Especiales, la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) y Operaciones Especiales del Ministerio Público están llevando a cabo extensos operativos los que están siendo acompañados también por la Policía Militar del Orden Publico (PMOP), las Fuerzas Armadas, la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA), el Instituto de Conservación Forestal (ICF), diversas unidades militares y el Ministerio de Salud.
Esta acción conjunta contra la criminalidad llevará a cabo inspecciones en centros penales en búsqueda de armas, drogas, municiones y dinero en las celdas donde están recluidos grupos que pertenecen a maras y pandillas, así mismo se harán decomisos de mercadería falsificada y alimentos vencidos a nivel nacional. En otros sectores se harán inspecciones y secuestro de documentos por denuncias de corrupción en alcaldías, ministerios y otras oficinas públicas, se comprobará si se dan los descuentos a la tercera edad y se visitarán varios centros de atención a la niñez.
Tormenta de Fuego sigue con sus propósitos de atacar flagelos como tráfico de drogas, extorsión, asociación ilícita, portación ilegal de armas, asesinato, homicidio, robo, explotación sexual comercial, violación, actos de lujuria, tráfico de madera, fraudes y corrupción. También será parte de este enorme esfuerzo diversas capacitaciones en Violencia Doméstica y de Género, Derechos de la Niñez y Menores Infractores.
Con este esfuerzo desarrollado en forma simultánea en más de 30 ciudades se reitera el compromiso que la Fiscalía General de la República mantiene con todo el pueblo hondureño de hacer el mejor esfuerzo con el fin de deducir responsabilidad a aquellos que actúan al margen de la ley, por lo que se insta a la ciudadanía a colaborar con las autoridades correspondientes.