Toma de posesión será una fiesta cívica y mantendrá la austeridad

6

Tegucigalpa. La toma de posesión para el período 2018-2022 es un tema que aún se está analizando, aunque “sí es seguro que será una fiesta cívica que no se saldrá de los términos de austeridad”, afirmó hoy el presidente Juan Orlando Hernández en conferencia de prensa.

Hernández aprovechó para explicar el por qué se ha decidido no invitar a presidentes de los distintos países para que acudan al acto que se realizará el próximo 27 de enero.

“Siempre dije que por ser una persona ya conocida en el país, no podemos hacer una toma de posesión fuera de los términos de la austeridad”, aseguró el mandatario.

Refirió que en el período de reconocimientos de varios gobiernos de todo el mundo, y del mismo modo cuando se ha hablado con varios gobernantes, lo que sucede es que se felicita por los resultados y se expone que se quiere seguir trabajando.

Volver a traer al país a un presidente significa una gran erogación por temas de seguridad, y por eso se considera que la posición de la Cancillería es acertada en el sentido de que en el país están acreditados todos los miembros del cuerpo diplomático y ellos pueden traer el mensaje que ya se conoce, explicó.

Las opciones

Sobre el lugar donde se realizará la toma de posesión, Hernández dijo que primero está la opción jurídica, consistente en que se realiza la juramentación en una sesión del Congreso Nacional y luego la actividad se traslada al Estadio Nacional.

Sin embargo, también se toma en cuenta el sentimiento de los simpatizantes, que quieren formar parte del acto o de esa fiesta cívica, y eso significa que se pueden hacer eventos a nivel de cabeceras municipales por medio de internet, o estar presentes en la misma celebración.

“En los próximos días vamos a definir qué es lo que sucederá con este tema”, indicó el mandatario.