Un total de 300 personas privadas de libertad se gradúan en distintos cursos

38

Tegucigalpa. La posibilidad de reeducarse y rehabilitarse con la intención de reinsertarse a la sociedad a la que podrán aportar el conocimiento adquirido en los centros penales, un total de 300 personas privadas de libertad se graduaron ayer en distintos cursos.

En la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS) y la Penitenciaria Nacional de Támara (PNT), Francisco Morazán se realizó ayer la clausura de doce (12) cursos impartidos por el Instituto de Formación Profesional (Infop) en el cual participaron 300 internos.

En el caso de la cárcel de mujeres, un total de 147 recibieron su diploma de participación en los cursos de: Trabajo en Equipo, Inteligencia Emocional, Relaciones Interpersonales, Inicie su Negocio, Actividades Positivas con Inteligencia Emocional, entre otros.

Por su parte, 153 varones decidieron participar en los cursos de Motivación al Trabajo, Inicie su negocio, Inteligencia Emocional, Trabajo en Equipo, Relaciones Interpersonales, entre otros.

Es de resaltar que estas personas privadas de libertad ya saben varios oficios como: repostería, carpintería, sastrería, belleza, elaboración de piñatas, zapatería, entre otros que se imparten al interior del establecimiento carcelario con la finalidad que se capaciten.

Con el conocimiento de oficios, más las capacitaciones impartidas por el Infop, estas personas podrán trabajar o iniciar su negocio una vez que recuperen su libertad. Aunque desde la prisión ellos ya producen y cuentan con clientela que llega a los establecimientos a comprar sus productos.
Dentro de los centros penales, los internos también tienen la oportunidad de continuar con sus estudios de educación primaria y secundaria avanzando en sus estudios, logrando profesionalizarse.

Para el 2018, las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP), en cumplimiento al proceso de transformación del sistema carcelario impulsado por el presidente Juan Orlando Hernández, ha programado incrementar el número de cursos y capacitaciones que se impartirán a las personas privadas de libertad.

También se anunció la apertura de la “OFICINA DEL MEDIO LIBRE”, la cual será la encargada de asistir al interno cuando recupere su libertad para que pueda conseguir un trabajo, o abrir su propio negocio.

Es positivo que sigan estudiando

Durante la ceremonia German McNiel, sub director del INP felicito a los graduandos a quienes explico que “estos cursos que han recibido por parte del Infop les van a servir grandemente una vez que ustedes recobren su libertad y puedan desempeñarse en cualquier trabajo”.

Me agrada ver que hay personas que recibieron dos o tres diplomas, esto indica que están aprovechando su estadía en el centro penitenciario y que cuando salgan no serán las mismas personas que cuando ingresaron, agregó.

“Dios tiene un propósito para todos nosotros, Dios tiene un propósito para que ustedes estén en el centro penitenciario y algo positivo tiene que salir de aquí, lo positivo que estamos viendo es como ustedes están aprovechando el tiempo obteniendo preparación y educación”, comento.

De Importancia

• En el 2017, más de 1,527 personas privadas de libertad aprovecharon para seguir con sus estudios de educación primaria.

• En educación secundaria se inscribieron 587 internos de los cuales 146 se estudian el bachillerato.

• Más de 2,000 internos, hombres y mujeres han sido capacitados en los cursos impartidos por el Infop.