Yankel Rosenthal se declaró martes culpable del delito de lavado de activos en la tarde de este martes en una corte de Nueva York, esperando que con esta decisión se pueda reducir su pena y que las empresas que están a su nombre en Honduras puedan quedar fuera de la lista de la Ofac.

Además espera que las autoridades de Estados Unidos les permitan continuar realizando actividades mercantiles.

Rosenthal, quien se defiende en Estados Unidos En libertad tras pagar una fianza, ha decidido, en consulta con sus abogados y familia, declararse “culpable de uno de los cargos” que le imputa la Justicia estadounidense, según un comunicado del exministro divulgado por medios hondureños.

La decisión la tomó después de “minucioso análisis así como una profunda reflexión de todo lo sucedido, así como de las implicaciones que tendrá este asunto jurídico internacional, pero sobre todo en un esfuerzo por evitar mayores afrentas a terceros”, añade.

El exdiputado indicó, según el documento, que su decisión busca cerrar “este período que es, por el dolor y la incertidumbre causada a mi familia y allegados, el más difícil de mi vida”, aunque no precisa porque delito acepta declararse culpable.

Rosenthal es acusado por Estados Unidos de “una conspiración realizada durante varios años para lavar ganancias provenientes de crímenes de narcotráfico y de sobornos en el exterior mediante cuentas en los Estados Unidos”, señala la acusación desde NuevaYork.

Además, agradeció a Dios y a su familia por “nunca” dejarle “solo durante esta profunda prueba emocional y la decisión que he tomado este día hoy miércoles”, añade el comunicado.