Honduras y la Unión Europea firmaron acuerdo comercial, para asegurar que solo lleguen al mercado europeo madera y productos derivados que sean de origen legal.