Hondureño muere fulminado por una descarga eléctrica en Nuevo Orleans

La desgracia tocó a la puerta de una familia hondureña, cuando uno de sus miembros murió fulminado por una descarga eléctrica en la ciudad de Nuevo Orleans en Louisiana, Estados Unidos.

Trascendió en las últimas horas que José Ariel López González (23), hacía trabajos de electricidad en un edificio de la ciudad, cuando sufrió el percance y murió al instante.

Sus compañeros comentaron a las autoridades estadounidenses que sus empleadores no les proporcionan las herramientas e insumos adecuados para realizar esa labor.

Ante esa situación no descartaron que la compañía pueda ser demandada, porque ellos están exponiendo sus vidas.

El cuerpo sin vida del infortunado continúa en suelo estadounidense y en las próximas horas podría ser repatriado.

Se conoció que los parientes de López González se han abocado a la Cancillería de Honduras para solicitar ayuda para poder traer al territorio nacional el cuerpo de su ser querido.

Tomado de La Tribuna