Hondureños se enfrentarán un México más estricto en sus políticas migratorias

El paso se ha vuelto más duro. En la noche del 15 de enero, una nueva caravana migrante hondureña, que salió el día anterior desde la ciudad de San Pedro Sula, fue reprimida con gases lacrimógenos en la frontera con Guatemala.

Otra caravana partió desde el monumento al Salvador del Mundo, en la capital de El Salvador, hacia la frontera de ese país con Guatemala. Según comentó el reportero gráfico salvadoreño Félix Meléndez a Sputnik, un grupo reducido —no mayor de 200 personas— camina hacia el paso fronterizo de La Hachadura, a 120 kilómetros de San Salvador.

El reporte del hecho fue brindado por el fotógrafo hondureño Martín Cálix para Contracorriente.