Infantes huyen de la violencia del país