Infantino anuncia el final del penalti y expulsión

El nuevo presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, adelantó este sábado la supresión, con condiciones, del “triple castigo” (penalti, roja y suspensión) y comunicó el inicio de los experimentos para el uso del vídeo por parte de los árbitros durante un periodo de al menos dos años.

En la rueda de prensa posterior a la Reunión General Anual de la IFAB, celebrada en Cardiff, Gianni Infantino explicó que en aquellas acciones en las que el portero o el defensa cometan una falta dentro del área cuando intenten disputar el balón al jugador rival “no será tarjeta roja, sino amarilla”.

Sí se mantendrá la expulsión por roja directa en acciones violentas o en las que no haya opción de disputar el balón.

“Pero en aquellas en las que, por ejemplo, el portero salte a por el balón y golpee al rival, será penalti y tarjeta amarilla”, dijo Infantino.

La modificación de la norma del “triple castigo” se podría producir “a primeros de junio”, por lo que sería aplicada en la Eurocopa de Francia 2016 y en la Copa América Centenario del próximo verano.

Esta decisión “histórica” responde a la voluntad del nuevo presidente de la FIFA de “escuchar a los aficionados y a los jugadores”, y de concretar medidas y propuestas en beneficio del fútbol.

“Estamos abiertos a concretar medidas y pasos para mostrar que una nueva era ha comenzado en la FIFA y en la IFAB”, subrayó Infantino.

Entre esas medidas está, asimismo, la creación de un protocolo para introducir de forma experimental “en vivo”, durante un periodo de dos años, del uso del vídeo por parte de los árbitros.