Aficionado del Platense perdió un dedo tras explotársele un mortero en el partido de la final

50

Puerto Cortés. Edwin Hernandez, “Ojitos”, el fiel aficionado de Platense, perdió un dedo producto a un mortero en la gran final.

De la alegría que le ocasionó la anotación de Jorge Cardona en el gol de Platense, decidió celebrarlo de una manera que no olvidará nunca.

Actualmente está en el Hospital de Área internado y se está recuperando.