Audiencia archiva la investigación por el fichaje de Neymar

La Audiencia Nacional ha archivado la investigación abierta por los contratos firmados entre el Barcelona y el Santos para el fichaje de Neymar. El juez José de la Mata ha dictado el sobreseimiento del caso al entender que en el traspaso del jugador no hubo ni delito de estafa ni de corrupción entre particulares.

La investigación se inició a raíz de una querella presentada por la empresa de representación de futbolistas Dis, que tenía el 40% de los derechos federativos de Neymar antes de que el Santos lo traspasara al Barcelona y que aseguraba haber sufrido un perjuicio económico por el contrato que firmaron en 2011 el delantero y su padre con el Santos y el Barcelona para garantizar el traspaso a cambio de 40 millones.

La Audiencia vio en principio indicios de que el Barça y el Santos “simularon varios contratos” por medio de los cuales “se podría estar disfrazando el pago por la transmisión de los derechos federativos” de Neymar, “fingiendo otros conceptos irreales y con claro perjuicio” para Dis.

Pero tras tomar declaración como investigados al jugador, sus padres, al actual presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, y a su antecesor, Sandro Rosell, el juez cree que los hechos que rodearon al fichaje no pueden ser perseguidos penalmente. Según De la Mata, no se trata de interpretar el contrato firmado entre Dis y los Neymar ni tampoco si se han incumplido las reglas internas de FIFA, sino de determinar si se ha cometido un delito de corrupción entre particulares y una estafa simulada, una posibilidad que el juez rechaza.

Según el magistrado, el fichaje de Neymar no afectó a la libre competencia entre clubes, como mantenían tanto DIS como el fiscal. El juez considera acreditado que “el mercado seguía tan abierto que el Barcelona se vio obligado (es de suponer que no lo hizo por mera liberalidad) a poner en la mesa otros casi 20 millones complementarios, ante el riesgo cierto de que, pese a todo, Neymar no quisiera aceptar el traspaso y decidiera marchar a otro club” .

De la Mata ha tomado su decisión en contra del criterio del fiscal, que pedía que continuara el procedimiento. Descartada la responsabilidad penal, el juez sí que cuestiona algunas actuaciones de los investigados desde otros ámbitos diferentes al penal. “Parece obvio”, según De la Mata, que el club catalán, el delantero y su padre “incumplieron paladinamente las obligaciones estatutariamente impuestas por los Estatutos FIFA de contratación de jugadores”. Entre estos incumplimientos, el juez destaca que no respetaron el contrato que Neymar tenía firmado con el Santos; no le comunicaron por escrito su intención de negociar ni solicitaron la autorización del club brasileño; negociaron dentro del periodo de validez del contrato y fuera del marco permitido de los últimos seis meses; y llegaron a hacer (el Barcelona) y recibir (los Neymar) pagos multimillonarios solo ocho días antes “de un partido trascendental para la historia deportiva” del Santos, Neymar seguía ligado. Pero estas conductas, según el juez, pueden tener “repercusión deportiva, ética y disciplinaria”, pero no penal.