Creo en la inocencia de mi Rosa, dice Pepe

20

Tegucigalpa. El ex presidente Porfirio Lobo (2010-2014) dijo que “creo en la inocencia de mi Rosa, pues todo lo hizo en forma correcta durante el desempeño de sus funciones como Primera Dama de la Nación”.

El ex gobernante se presentó a los Juzgados Anticorrupción de Tegucigalpa para acompañar a su esposa, la ex primera dama, Rosa Elena Bonilla de Lobo que enfrenta hoy una audiencia inicial por los supuestos delitos de malversación de caudales públicos, asociación ilícita y lavado de activos.

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) denunció que más de 12 millones de lempiras fueron transferidos de una cuenta bancaria a una cuenta personal de Rosa Bonilla de Lobo.

En ese sentido, el ex gobernante aclaró que siete millones de lempiras, de esos 12, fueron invertidos en los proyectos tal como estaban previstos y de éstos sobraron cinco millones de lempiras que fueron devueltos a la cuenta de Casa Presidencial.

“Ellos están equivocados, pues mi esposa no necesita hacerse cirugías y ella siempre ha tenido una cuenta personal, de ella, es la cuenta del Despacho de la Primera Dama de la Nación y eso siempre ha sido así”, sostuvo el ex gobernante luego de sostener un breve encuentro con su esposa al interior del juzgado.

“Lo que ella tiene que hacer es rendir cuentas de los dineros del gobierno que recibió. En la cuenta de la Primera Dama se manejaban donaciones de países amigos, donaciones particulares y de actividades que se desarrollaban”, sostuvo.

“Lo que ella tiene que hacer es ir al Tribunal Superior de Cuentas (TSC) cuando la llame para que le revise sus cuatro años de gestión como Primera Dama, en los fondos del Estado que manejó”, planteó Lobo.

Aclaró que “el Despacho de la Primera Dama no es parte de la estructura del Estado y Casa Presidencial es la que audita la forma en que se utilizaron los fondos”.

“Lo que ls puedo decir es que cualquier dinero que haya llegado al Despacho de la Primera Dama, doña Rosa tiene que liquidarlo, pues el Despacho no existe como una oficina de gobierno”, afirmó.

“El Despacho de la Primera Dama es una oficina que pertenece a la Primera Dama de turno, entonces la Secretaría de Finanzas, tiene que transferirles fondos”, sostuvo.

Dijo que “todos los días estamos pendientes de ella, ayer estuvo mi hijo con ella, yo no pude ir porque estaba atendiendo a las autoridades policiales de quienes no hemos sido objeto de ningún vejamen, al contrario nos han tratado muy bien”.

El Chimbo

En relación con su residencia de El Chimbo, que fue asegurada, Lobo dijo que “como es natural como buen Olanchano, uno trata de proteger a su esposa y a sus hijos”.

“Entonces, como en el caso mío que tengo hijos con doña Rosa, como es lógico le dije: Esta casa es suya para que no haya problemas y se la traspasé ”, sostuvo.

“Lo que me dijeron es que hay aseguramiento como es natural en estos procesos, pero lo que quiero decirles es que no hemos sufrido vejámenes por parte de la autoridad”, admitió.

“Lo que quiero reiterarles también es que creo en la inocencia de Rosa, pues lo que debió enfrentar ella es un proceso administrativo, como es natural”, planteó.