El beisbolista que gana 2 millones de dólares y vive en un Volskwagen

107

Duerme en una combi que se estaciona en un parque cerca a grandes almacenes y recibe 792.68 dólares al mes a pesar de que gana 2,1 millones de dólares al año.

Para este millonario vivir en la pobreza es un privilegio porque es allí donde se encuentra la verdadera comodidad y libertad. Ese es solo un poco de la filosofía de vida de Daniel Norris, jugador de béisbol que milita en los Toronto Blue Jays de la Major League Baseball (MLB) en Canadá.

Daniel Norris tiene 21 años, nació en Tennessee y es un jugador profesional de béisbol. Pero su casa es un auto modelo combi Volskwagen Westfalia del año 1978, que lo adquirió por 9.93 dólares antes de convertirse en multimillonario. El deportista, además, gana más de dos millones de dólares al año, pero les pidió a sus agentes recibir 792.68 dólares al mes y que el resto lo guarden. Así lo aseguró en una entrevista que ofreció a ESPN.

“Es como el yin y el yang. Puede ser poco convencional, pero me siento bien con mi estilo de vida. En realidad, estoy más cómodo siendo pobre”, dijo Daniel Norris a las cámaras del canal deportivo.

Una cama, una mini cómoda, una cocina portátil y una sala acondicionada con pequeños asientos. Solo eso basta para que Daniel Norris, llamado también ‘Shaggy’ -apodo que hace honor al personaje de ‘Scooby Doo’- sea feliz viviendo en su hogar, la combi, la misma que lleva a los entrenamientos con su club (a 92 kilómetros por hora) y le permite escaparse en su ratos libres a la playa para practicar el surf, su otra pasión.

Según Daniel Norris, en su vehículo recita poemas, canta canciones, hace café francés por la noche, lee a Jack Kerouac -su autor de cabecera- y escribe lo que llama ‘el diario de pensamientos’, donde anota sus reflexiones antes de ir a dormir.

‘Shaggy’, quien nació en una familia de clase media y ahora luce un lokk hippie, no le incomoda que sus vecinos lo llamen surfista indigente’, ‘vagabundo espiritual’ o ‘adolescente sin control’. Daniel Norris, además, confesó nunca haber ingerido alcohol y drogas.

Como si esto fuera poco, a Daniel Norris no le quita el sueño la fama, a pesar de ejercer un deporte tan mediático como lo es elbéisbol.

A ‘Shaggy’ lo han dejado temporalmente sin hogar y sin su tabla, debido a que la temporada con los Toronto Blue Jays ya empezó. Su club le exige vivir en un departamento compartido cuando hay competición, pero terminado aquel ciclo vuelve rápidamente a su amada combi.