Encuentran una bomba en el estadio Old Trafford

El Manchester United-Bournemouth, de la última jornada de Premier, fue suspendido este domingo al hallarse en Old Trafford un paquete bomba y que más tarde fue objeto de una explosión controlada. Poco antes de iniciarse el partido, cuando los jugadores estaban calentando en el césped, la policía puso en marcha la ‘operación código rojo’ y los futbolistas volvieron al vestuario. El encuentro fue retrasado 45 minutos mientras dos gradas del estadio eran evacuadas. A las 15:13 hora británica (una más en España) el United y la policía de Manchester anunciaron la suspensión definitiva.

Cuando se activó el ‘código rojo’ de alerta, alrededor de 20.000 espectadores de las gradas Stretford End y Sir Alex Ferguson Stand fueron evacuados por miembros de la seguridad del recinto y de entrada se anunció que el partido iba a ser retrasado 45 minutos. Así lo decidió el árbitro del partido, Jonathan Moss, tras hablar con el delegado del Manchester United, quien le dijo que había “un incidente en algún lugar del estadio”.

Pocos minutos más tarde se acordó la suspensión definitiva del ManUtd-Bournemouth, encuentro que el equipo de Louis van Gaal necesitaba ganar para, si el City no vencía al Swansea, clasificarse para la Champions. Aún no hay fecha para la celebración del partido. El Swansea-Manchester City empezó puntual y, tras el 1-1, los de Manuel Pellegrini se quedaron con la plaza. El United, sin Champions.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here