Tragedia del Chapecoense: bajo la lluvia, una multitud despide a las víctimas en el estadio

El diluvio bajo el que amaneció Chapecó este sábado pareció el telón de fondo más apropiado para acompañar el día más triste en los 99 años de historia de la ciudad. Los cuerpos de los futbolistas del Chapecoense llegaron al aeropuerto Serafín Enoss Bertaso de la localidad del estado de Santa Catarina y fueron trasladados al estadio Arena Condá, donde reciben el último adiós.

Los aviones Hércules de la Fuerza Aérea brasileña que habían partido desde Medellín y habían hecho una escala en Manaos para cargar combustible aterrizaron poco a las 9.40 en el aeropuerto. Allí los restos de 51 de las víctimas eran esperados por el presidente de Brasil, Michel Temer, quien participó de la ceremonia que acompañó el descenso de los féretros desde la aeronave.

Unos minutos antes habían arribado a la misma terminal aérea en un vuelo privado los cuerpos de los periodistas fallecidos en el accidente aéreo ocurrido el lunes cuando la delegación del club brasileño viajaba hacia Colombia para disputar la final de la Copa Sudamericana ante Atlético Nacional. Los cadáveres de algunos de los reporteros serán trasladados a San Pablo y otros a Florianopolis.

Importante :  Real Madrid "sufrió" y ganó el Mundial de Clubes tras vencer al Kashima en el alargue

Tragedia del Chapecoense bajo la lluvia, una multitud despide a las víctimas en el estadio 3

Los féretros fueron trasladados al estadio Arena Condá, donde miles de hinchas ya se encontraban desde temprano en las tribunas. En una ciudad de poco más de 200.000 habitantes, se esperaba que alrededor de 100.000 participaran del funeral colectivo, pero el diluvio impactará negativamente en la convocatoria. Se calcula que unos 10 mil estuvieron en las dos horas de recorrido desde el aeropuerto hasta el estadio, mientras que por el Arena Condá, donde apenas entran menos de 20 mil personas, se espera una rotación constante para darles el último adiós a los miembros del club.

“Venimos a despedir a nuestros jugadores, ellos merecen nuestro amor”, contó a Clarín André Rhouglas, uno de los simpatizantes que aguardaban en el estadio. “Es el día más triste, pero hoy es también el día en que empieza la reconstrucción del club”, explicó José Luiz Casali, quien vestía una remera con las caras de los jugadores.

Importante :  Conmoción mundial: ex jugador de la Premier League murió tras desplomarse en un entrenamiento

En las tribunas del Arena Condá (en pequeño estadio con capacidad para 19.000 espectadores) se podían ver banderas no solo de Chapecoense, sino también de otros clubes como Atlético Paranaense, Paraná Clube, Joinvile Sporclube, Bahia y Avaí. También quisieron pasar a expresar su dolor Tite, el entrenador del seleccionado brasileño, y Marco Polo Del Nero, el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol.

Tragedia del Chapecoense bajo la lluvia, una multitud despide a las víctimas en el estadio 2

“En la medida de lo posible, quiero poder amenizar un poco este sufrimiento y darles coraje (a los familiares e hinchas), es lo menos que puedo hacer”, declaró Tite, quien para poder asistir a las exequias suspendió un viaje a Europa que tenía previsto para ver partidos en los que iban a participar futbolistas brasileños que integran el seleccionado de ese país.

Importante :  Un estudiante de 13 años disparó a sus compañeros en una escuela de Brasil: al menos 2 muertos y 7 heridos

Tite y Del Nero no fueron los únicos representantes del fútbol ecuménico que llegaron hasta el estadio. También dieron el presente el presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino; Carles Puyol, excapitán de Barcelona y del seleccionado español; y el holandés Clarence Seedorf, exjugador de Real Madrid, Milan e Inter, entre otros, y actual entrenador del Shenzhen chino.

“Los campeones regresaron”, cantó la multitud mientras ingresaban al estadio los ataúdes de los futbolistas, junto a los de los integrantes del cuerpo técnico, los dirigentes y los periodistas locales fallecidos en el accidente. Los féretros fueron llevados sobre los hombros de soldados y colocados debajo de gazebos para protegerlos de la lluvia constante.

Tragedia del Chapecoense bajo la lluvia, una multitud despide a las víctimas en el estadio 1

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here