Tres años después el Pando Ramírez rompe el silencio en Guatemala

94

Cerca de cumplir tres años desde que el fútbol cambió en Guatemala, tras haber suspendido de por vida a tres jugadores —Guillermo Ramírez, Gustavo Cabrera y Yony Flores—, por supuesto arreglo de partidos, el Pando Ramírez habla sobre lo sucedido en el 2012.

A continuación la entrevista con este ex jugador del Marathón y Motagua de Honduras. Cortesía de Prensa Libre de Guatemala.

¿Qué pasa ese 12 de junio cuando sale de Selección Nacional?

Cuando supe que se hablaba de arreglo de partidos encaré al entrenador (Éver Hugo Almeida). Me dijo que era mentira y cosas de la prensa, y que si yo había salido era porque había bajado mi rendimiento.

¿Quién le dice que está suspendido por arreglo partidos?

Me llama Cabrera —Gustavo— y me dice que nos suspendieron porque supuestamente arreglamos partidos, pero yo me preguntaba por qué no nos citaron ni nos dijeron nada, solo señalaron. No le encontré lógica, ni el por qué. No había pruebas, no había nada. Creo que fue un arreglo que hizo la Federación con algunos dizque amigos que tenía, que muchos de ellos me llegaron a llorar para que hablara con el entrenador para que los convocara. Al final nos suspenden, sin pruebas, pero lo hacen.

¿Le ofrecieron arreglar algún juego de la Sele o Municipal?

No me gusta hablar mucho, porque en el futbol me enteré de muchas cosas. Algunos compañeros me dijeron que pasaban cosas. No soy un jugador que voy a mandar a alguien al frente, como cuando vino un señor de la Fifa —Javier Mena— y me pedía que le dijera si yo sabía algo. Y siempre le dije que no hablaba mal de un compañero, pero otros cuando tuvieron que clavarme a mí el puñal por la espalda sí lo hicieron.

¿Pero vendió algún partido?
No, yo no arreglé ningún partido. No creo que alguien te regale la plata por un amistoso; quizá por uno de eliminatoria, pero uno como seleccionado nunca vendería un encuentro si nos jugamos la vida y la camisola.

¿Por qué dice que le metieron el puñal en la espalda?

No tengo nada en contra de ellos, ya no valen la pena, porque yo creí que eran mis amigos. Solo ellos sabrán por qué y qué beneficios obtuvieron.

Si no arreglaron nada, ¿por qué hay testimonios en su contra?

Siempre dije que si ellos creían que nosotros arreglamos los partidos, por qué no lo dijeron en ese momento. Un juego no te lo pueden arreglar dos ni tres jugadores, lo debe hacer todo el equipo y son 11 los que juegan y deben estar de acuerdo, incluso hasta el entrenador.

¿Habló con los que declararon en su contra?

Desde ese día nadie nos ha dado la cara, no sé por qué lo harían. Al final salió lo del premio Fair Play de la Fifa y sabemos de las mafias que se han metido en la Federación, en los equipos, en todo el futbol.

¿Se venden los partidos en Guatemala?

Algunos directivos llamaron a muchos jugadores, amigos míos, ofreciéndoles plata para que se dejaran ganar o que les metieran goles, porque peleaban descenso o buscaban clasificar. Les pedían que se dejaran hacer un gol y otros para dejar pasar a otro para que anotara. Prefería hacer que no escuchaba nada, porque a mí me gusta ganar.

¿O sea que el futbol no es limpio?

El futbol es limpio en un 90 por ciento; si hay algo sucio, es mínimo.

¿Pasa en equipos pequeños o en grandes?

En todos.

Si hubo arreglos, ¿la Fedefutbol estuvo enterada?

En ese partido que se me acusa —Sudáfrica— tengo muchas dudas porque la Federación arregló el partido; nosotros estábamos de vacaciones —yo estaba en Lívingston—. Nos juntan para medirnos a una selección que estaba a punto de iniciar el Mundial, que llegaba con buena preparación. El árbitro les regaló como dos penaltis afuera del área y después le descubrieron que habían depositado mucho dinero en su cuenta. Nosotros llegamos desconectados, sin nivel ni ritmo para competir. Me tocó errar el penalti y por eso me involucraron; erré ese y un montón más, así es el futbol. Nunca tiré un penalti para fallarlo, me pasó también en una final. En esa ocasión aseguraron que yo había arreglado con los cremas y que al siguiente año jugaría con ellos.

¿Cómo vivió todo esto?

Me deprimí un poco, a pesar de que soy de carácter fuerte. Desde niño me tocó estar solo, me fui de la casa a los 14 años. La vida me ha enseñado a resistir demasiados golpes; creo que a Tavo como a Yony les afectó más. Mi papá (q.e.p.d.) me enseñó que siempre hay que ir para adelante.

¿Ante el Ministerio Público tiene algo pendiente?

No, estoy limpio. Lo único que me preocupaba era que se inventaran otras cosas las mafias de la Federación y por eso me cuidaba mucho.

¿De qué vive?

Tengo varias casas en la ciudad, las rento y de eso vive mi familia. Además, me pagan por los partidos que juego acá en el país como en Los Ángeles California (boleto aéreo, casa y pago económico). Gracias a Dios vivo bastante bien y mi hijos están tranquilos.

¿Qué le dejó el futbol?

Estoy contento porque en Guatemala no hay otro jugador como yo, que ha salido campeón en el extranjero (Motagua y Maratón de Honduras, y Galaxy de la MLS), hice goles y pases en finales. Al futbol le estoy agradecido.

Lo que dice la Liga

El gerente de la Liga Nacional, Willian Rosales, aseguró que no se han registrado denuncias de arreglos de partidos.

“Se han recibido denuncias de otro tipo como de infracciones al reglamento, pero no se han dado casos concretos acerca de arreglos de partidos”, comentó Rosales.

El gerente de la Liga Nacional comentó que hasta el momento no se han dado casos de arreglos de partidos en los torneos cortos.

“Se denuncian otros problemas como se dio en este año de racismo, que son situaciones también complicadas y que tenemos que atender”, agregó.

Rosales aseguró que los señalamientos por arreglo de partidos no se dan, ya que no hay pruebas concretas para presentar.

“Se han escuchado cosas, pero por terceras personas, pero nunca situaciones concretas”, resaltó.
Lo que dice la Fedefutbol

Guillermo Pivaral, director de asuntos legales de la Fedefutbol, comentó que la máxima institución ha tenido conocimiento de más casos de arreglo de partidos.

“Se dio en el futbol playa en El Salvador, pero la Concacaf no nos ha dado alguna razón acerca del resultado de las investigaciones”, comentó.

Pivaral manifestó que el arreglo de partidos es un tema que se mantiene vigente y el cual están dispuestos a erradicar.

“Nosotros exigimos a todos los que participan en el futbol, que denuncien cuando tengan conocimiento de algún caso para que nosotros actuemos al respecto, pero estamos conscientes de que es un mal que no está erradicado y que al contrario, está en aumento. La Fifa intenta por medio de la Interpol, tomar cartas en el asunto”, comentó el secretario.