Un gran Sevilla deja tocado al Madrid previo al clásico

El Real Madrid visitó uno de los estadios más complicados, la caldera del Ramón Sánchez Pizjuán, donde el Sevilla tomó aire tras una nueva decepción en Liga de Campeones y remontó un golazo de chilena de Sergio Ramos para acabar ganando 3-2 a los blancos, que llegarán al clásico ante el Barcelona entre dudas.

El partido tuvo un arranque intenso, con los blancos muy cerca de abrir el marcador al minuto 10. En ese momento, luego de un tiro de esquina prolongado en el área sevillana, Nacho sacó un zurdazo de volea que hizo temblar el poste derecho del meta Rico.

GOLAZO Y LESIÓN

El defensor central Sergio Ramos anotó de chilena al minuto 22, en una exhibición de talento no habitual en un zaguero. Pese a semejante anotación no tuvo tiempo de festejar, pues el dolor en el hombro izquierdo fue motivo para salir del juego.

Como reflejo del alto nivel de juego ofrecido en el Sánchez Pizjuán, el italiano Ciro Immobile igualó luego de un tiro de esquina, aprovechando el balón suelto pese a tener poco ángulo. No alcanzó a reaccionar Kiko Casilla para tapar.

Más tarde tuvo una acción, quizá más accesible que la anterior, pero Immobile no desvió lo suficiente el centro desde la izquierda. Para Casilla habría sido muy complicado taparlo, estaba prácticamente vencido.

En la segunda parte sevillistas y merengues se turnaron sus ocasiones, dando pistas de que faltaban goles por presenciar.

El segundo gol del Sevilla lo marcó el argentino Ever Banega en una jugada vertiginosa en la que intervinieron tres jugadores locales dentro del área blanca.

Y para darle mejor camino al Sevilla, Fernando Llorente marcó el tercero de cabeza.

El colombiano James Rodríguez descontó cuanto todo estaba decidido, justo en la última jugada del partido.

Un gran Sevilla deja tocado al Madrid previo al clásico

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here