Inmigrantes se enfrentan a agentes fronterizos y terminan rociados de gas lacrimógeno

Casi 50 inmigrantes indocumentados fueron detenidos por agentes fronterizos que usaron gas lacrimógeno y gas pimienta en Texas.

Agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos​ (CBP en inglés) tuvieron que usar gas lacrimógeno y gas pimienta el sábado temprano para evitar que casi 50 “individuos indocumentados” ingresaran ilegalmente a Estados Unidos después de que irrumpieran en un puerto de entrada a lo largo de la frontera en Texas, informaron funcionarios a Fox News.

El incidente en el puente internacional Pharr-Reynosa tuvo lugar alrededor de las 4.00 de la madrugada de este sábado. El puente se cierra entre la medianoche y las 6.00 de la mañana, pero la CBP ha tenido que construir barreras temporales en medio del tramo debido a la gran afluencia de inmigrantes que utilizan el puente en las noches.

Un funcionario de la CBP le dijo a Fox News que el grupo intentó cruzar el puente en tres oleadas.

“Haciendo caso omiso de las órdenes para detenerse, el grupo de repente se apresuró a las barricadas temporales, dobló los postes de metal y desactivó el cable de la concertina pegado a la barrera”, detalló el funcionario.

Los oficiales de la CBP, agentes de la Patrulla Fronteriza, la policía de Pharr y miembros del Departamento de Seguridad Pública de Texas fueron llamados para prevenir la entrada del grupo, según el funcionario.

“Varios hombres en el grupo ignoraron las órdenes de detenerse y empujaron físicamente las barreras”, indicó el declarante al referido medio. “Cuando se enfrentaron a los oficiales de la CBP, los individuos combativos comenzaron a atacar a los oficiales golpeando, pateando e intentando agarrar los dispositivos de protección de los oficiales”.

Dos individuos fueron acusados ​​de interferencia y los cargos federales están pendientes contra otros 14 que fueron detenidos, apuntó la fuente, quien agregó que los funcionarios mexicanos retiraron a las personas restantes del puente.

El puente se abrió al tráfico comercial a las 8.00 de la mañana después de un retraso de dos horas.

La administración de Trump ha ordenado que los solicitantes de asilo permanezcan en México mientras se atienden sus casos en un esfuerzo por frenar el flujo de inmigrantes principalmente centroamericanos hacia la frontera sur.

La Casa Blanca también dijo esta semana que estaba prohibiendo a los inmigrantes buscar protección en Estados Unidos si pasaban primero por otro país, aunque esa regla ha sido impugnada en los tribunales.

Esas políticas y otras que dificultan la búsqueda de asilo han llevado a algunos inmigrantes a cruzar la frontera ilegalmente por desesperación.

El gobierno mexicano anunció planes esta semana para invertir millones de dólares para mejorar los refugios para inmigrantes y los centros de detención que albergan a las familias, pero en el sur de México, lejos de la frontera con Estados Unidos.