Inseguridad en el país ahuyenta inversiones extranjeras