Inversionistas extranjeros piden seguridad jurídica