Italia cierra un pueblo en Calabria al descubrirse más infecciones

- Publicidad -spot_img

El miedo a nuevos brotes de coronavirus en Italia ha llegado a la región meridional de Calabria. La presidenta de la región, Jole Santelli, declaró que a partir de ayer tres barrios costeros de la localidad de Palmi, en la provincia de Reggio, son una nueva zona roja para prevenir la expansión del ­virus: están confinados tras aparecer un foco de nueve contagiados.

Aunque todavía es un número muy bajo para que salten las alarmas, la gobernadora ha prohibido a los residentes de estos tres barrios que se alejen de sus casas hasta por lo menos el viernes, 26 de junio.

El origen del foco han sido un padre y un hijo que habían regresado de Emilia-Romaña y que no habían hecho ningún tipo de cuarentena porque ya no era obligatorio. Entre los contagiados se encuentra un profesor de 65 años que estos días se encontraba formando parte de la comisión de los exámenes de selectividad de un instituto de la zona. Han suspendido los exámenes, y todos los alumnos se están sometiendo a pruebas de ­coronavirus.

La nueva zona roja afecta a un área de unos mil habitantes, la mayor parte de ellos pescadores. La preocupación es grande. Calabria se encuentra en pleno inicio de la temporada turística en un año en que la mayoría de los italianos va a optar por las segundas residencias. Y, sobre todo, porque la propagación del virus en Calabria sería un peligro, ya que las estructuras sanitarias de esta empobrecida región del sur de Italia no se encuentran preparadas para afrontar una emergencia sanitaria al mismo nivel que la que se ha vivido en el norte estos últimos meses.

Con el miedo en la provincia por la temporada veraniega en Calabria, las autoridades italianas ayer estaban además horrorizadas por un anuncio de EasyJet. La propaganda, ya eliminada, promocio­naba la región como un lugar poco turístico debido a su “historia de actividad mafiosa y a los terremotos”, además de a la “falta de ciudades icónicas como Roma o Venecia que pueden atraer a los fans de Instagram”.

Políticos como el líder ­ultraderechista Matteo Salvini se llevaron las manos a la cabeza, así como la misma presidenta Santelli, que consideró el anuncio como “ofensivo” y con un cierto aire racista. El consejero delegado de EasyJet, Johan Lundgren, le envió una carta para pedir perdón. Calabria es efectivamente el hogar de la ‘Ndrangheta, el grupo mafioso más poderoso y peligroso ahora mismo en Italia, pero también tiene unas playas espectaculares menos conocidas que las de otras partes de Italia.

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Boletín Informativo

Suscríbase para recibir nuestro contenido más reciente.

    No le enviaremos spam. Puede darse de baja en cualquier momento.

    Ultima Hora

    ACTUALIDAD

    - Publicidad -spot_img