Jennifer Brady estuvo encerrada 14 días y ahora jugará la final del abierto de Australia

La estadounidense, de 25 años, fue una de los 72 tenistas que pasaron dos semanas de estricta cuarentena, sin el derecho a cinco horas de entrenamiento diarias debido a que viajó a Melbourne en uno de los tres vuelos chárter en los que se detectó algún caso positivo de Covid-19.

Durante ese tiempo se mantuvo golpeando pelotas contra un colchón en su habitación y trabajando con su preparador físico, Daniel Pohl, para mantener su condición física durante las dos semanas.

Brady venció a Karolina Muchova de República Checa  dos sets a uno 6-4,  3-6, 6-4 y jugará la final contra Naomi Osaka la japonesa que eliminó a Serena Williams en la instancia de semifinal. La japonesa  ganó tres de los últimos cinco Grand Slams celebrados en canchas duras, pero Brady llevó a su rival de está final a un tercer set en las semifinales del pasado abierto de Estados Unidos.

Más información en CBC Deprotes de Canal6 en horario de 5:00 a 6:00 de la tarde de lunes a viernes.