La autoproclamada presidenta interina de Bolivia niega que hubo golpe de Estado

La autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, negó este miércoles el golpe de Estado del domingo pasado y aseguró que el único «golpista» es el mandatario depuesto Evo Morales, quien está en México como asilado político ante el riesgo que corría su vida.

«El único golpista de este país fue Evo Morales y su gobierno. Fue un fraude electoral», dijo en declaraciones desde el Palacio Quemado en La Paz.

De acuerdo con Áñez, quien asumió el martes como presidenta de Bolivia pese a la falta de quorum en el Parlamento, en el país andino «no hay un golpe de Estado» sino una «reposición de la legalidad constitucional».

La autoproclamada presidenta interina dijo que su mandato es provisional, mientras se construye un «consenso» con los demás partidos y se convoca a elecciones generales «en el tiempo más breve posible».