La Basílica de Esquipulas habré sus puertas a los feligreses católicos de todo el mundo

La Basílica de Esquipulas habré sus puertas a los feligreses católicos de todo el mundo, para que puedan pasar a venerar al Cristo negro sin restricciones, solo tomando en cuenta las medidas de bioseguridad, y para participar en las misas a diario deben abocarse a la carpa instalada en las afueras de la Basílica para poder recibir un pase de entrada, ya que las misas si están restringidas.