La mitad de los países de Sudamérica ya tiene fecha para que vuelva el fútbol

Mientras avanza el coronavirus en América Latina —la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya señaló que esa región es la ‘zona roja’ para la propagación de la pandemia—, la mitad de los países sudamericanos ya fijó fechas para reanudar sus ligas de fútbol, el deporte preferido en esa parte del continente.

Una de las primeras naciones donde se volverá a competir es Paraguay, que fijó el regreso a las canchas para el 17 de julio. De hecho, esta semana los clubes volvieron a los entrenamientos, al mismo tiempo que se realizan testeos en los planteles profesionales para evitar posibles brotes.

En Ecuador, uno de los Estados más golpeados por la crisis sanitaria, también se volvió a las prácticas durante los últimos días. Los protocolos sanitarios para que los jugadores se mantengan en forma fueron elaborados por la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) y la Liga Profesional de Fútbol (LigaPro). En ese marco, el 20 de junio habrá una reunión entre dirigentes para definir la fecha del retorno, pero se cree que la liga podría reanudarse el 17 de julio.

En tanto, la Federación Peruana de Fútbol (FPF) confirmó que el 31 de julio volverá el torneo local, sin público, siempre y cuando no se extienda la cuarentena. Perú, el segundo país de la región con más contagios, dispuso que los partidos pendientes se jueguen en Lima, para evitar viajes desde la capital hacia otras jurisdicciones menos afectadas por la pandemia.

Chile volvería a tener actividad futbolística en la misma fecha, tras contar con la aprobación de la ministra de Deportes, Cecilia Pérez. En aquella nación del Cono Sur, que tiene más de 2.600 muertes por covid-19, se espera el retorno a la preparación física para las próximas semanas.

Uruguay, donde la enfermedad tiene efectos menores que en otros países vecinos, las autoridades indicaron que el 15 de agosto habrá fútbol. Así, este país identificado por la ‘garra charrúa’ en el lenguaje futbolero, no tendría mayores inconvenientes para alegrar a los fanáticos. De hecho, considerando la baja incidencia de contagios, la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) espera adelantar el regreso hacia el primer día del mismo mes.

El caso más complejo se da en Brasil, seriamente afectado por la pandemia. El ‘Gigante de Sudamérica’ es el país con mayor cantidad de infectados, pero el Gobierno de Jair Bolsonaro aplica medidas muy flexibles, e incluso tildó al covid-19 de «gripecita».

Mientras la cifra de muertos supera los 40.000, los equipos de Río de Janeiro, Belo Horizonte, Goiania, Curitiba y Porto Alegre se entrenan con un protocolo especial. En Sao Paulo, se está aguardando una autorización de las autoridades para reanudar el fútbol. Así, tras las vueltas a las actividades en Río, se cree que ese sería el primer territorio brasilero donde regresaría la competición oficial.

Países sin novedades

En contrapartida, Colombia, Venezuela y Argentina todavía no presentaron precisiones sobre el regreso del deporte. En tanto, la Federación Boliviana de Fútbol señaló que ello podría ocurrir en septiembre u octubre, mientras esperan el pico de contagios para agosto.