La ola de calor bate récords en Europa, pero advierten que lo peor llegará el jueves

La ola de calor que sofoca a Europa se intensificó aún más este miércoles, con temperaturas que rozan los 40 °C en Francia, España, Bélgica y Holanda, en preparación para los máximos esperados para este jueves.

En Italia, cinco ciudades se encuentran este miércoles en alerta roja (Bolzano, Brescia, Florencia, Perugia y Turín), mientras que el jueves serán 13 las localidades más afectadas con temperaturas que llegarán a máximas de 38 y 40 grados.

Según explica el Ministerio, la alerta de nivel 3 supone «la emergencia ante los posibles efectos sobre personas sanas y activas y no solo sobre grupos de riesgo como ancianos, niños o personas con enfermedades crónicas». Según los meteorólogos, para que aminore del calor africano, que está afectando sobre todo al norte y sur del país, se tendrá que esperar al sábado cuando comenzarán a llegar algunas corrientes más frescas y que provocarán lluvias en algunas partes del país.

Más al norte, en Francia, casi todo el país estaba en alerta naranja el miércoles con temperaturas cercanas a los 40 °C. La capital del vino, Burdeos, registró el martes su récord histórico de temperatura, con 41,2°C, indicó el servicio meteorológico francés Météo-France.

En plena temporada alta, los turistas tomaban por asalto las fuentes, incluyendo la del Trocadero en París, frente a la Torre Eiffel, para refrescarse.

Para ofrecer a la población otros espacios frescos, la alcaldía abrió salas con aire acondicionado en los edificios públicos y ordenó la apertura nocturna de parques y jardines. «Acabo de regresar de un viaje a África. ¡Pero aquí en París es un infierno!», dijo Kamal Hafiz, un belga que paseaba por el turístico barrio de la Opera de París. Aún así, lo peor llegará el jueves, cuando el mercurio podría subir hasta 43°C, sobre todo en el noreste del país.