La sequía desvela un palacio sumergido de 3.400 años de antigüedad en Iraq

La fuerte sequía que está sufriendo Iraq ha dado lugar a un descubrimiento histórico. En la región de Kurdistán, un palacio de 3.400 años de antigüedad que estaba bajo el agua ha emergido permitiendo a los investigadores acceder a los restos por primera vez, según ‘CNN’.

La primera vez que se supo de este palacio ubicado en la presa de Mosul  fue en 2010, pero hasta ahora nadie había podio pisar sus ruinas. La sequía lo ha permitido, por lo que se podrá conocer mejor el imperio Mittani, uno de los más desconocidos de Oriente.

La estructura del edificio está compuesta por paredes de ladrillos de barro de hasta dos metros de ancho. En la zona se han encontrado también tablillas de este material con símbolos cuneiformes que pertenecen a un antiguo sistema de escritura.