Lanzamiento de programa de la Secretaría de Trabajo y Seguridad para orientar a los trabajadores que busquen visa de trabajo temporal

La Encargada de Negocios de la Embajada de los Estados Unidos en Honduras, Heide B. Fulton, presidió una ceremonia de intercambio de notas diplomáticas, junto con la Canciller, María Dolores Agüero y el Secretario de Trabajo y Seguridad Social, Carlos Madero, con el propósito de lanzar un programa de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social que orienta a trabajadores hondureños interesados en solicitar la visa H-2 para trabajar temporalmente en los Estados Unidos.

Durante la ceremonia, la Sra. Fulton reconoció la labor de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social en establecer este programa, y resaltó que estas visas presentan oportunidades importantes para empresas en los Estados Unidos y trabajadores en Honduras.  La visa H-2 es una manera de trabajar legalmente en los Estados Unidos durante un período específico en trabajos específicos.

“Nos gustaría que creciera este programa porque valoramos mucho la mano de obra hondureña y su contribución a las economías de ambos países.  La única manera de lograr eso es que los trabajadores beneficiados hagan buen uso de sus visas,” recalcó la Encargada Fulton.

El programa orientará a los potenciales solicitantes de visas H-2 sobre cómo completar los formularios requeridos para solicitar su visa, el pago de las tarifas requeridas, la programación de citas, y especialmente cómo usar sus visas responsablemente para asegurar que estas buenas oportunidades de empleo sigan ofreciéndose en Honduras. También ofrecerá servicios gratuitos de reclutamiento para conectar a trabajadores hondureños con empleadores estadounidenses.

Se espera que este nuevo programa de la Secretaría de Trabajo aumente el número de contrataciones, reduzca el fraude y aliente a los empleadores estadounidenses a contratar a más trabajadores temporales de Honduras.  El gobierno de los Estados Unidos cree firmemente que el ingreso organizado y legal a los Estados Unidos garantiza la seguridad y el trato justo a todos los trabajadores temporales, fortalece el estado de derecho y mejora las economías de ambas naciones.