Las dietas pueden causar estrías; vea recomendaciones

El aumento o disminución de peso de manera muy rápida puede causar lesiones en la piel conocidas como estrías y suelen aparecer en varias partes del cuerpo.

Las estrías aparecen en la piel cuando esta ha sido sometida a un estiramiento excesivo, entonces la dermis –capas internas- se rompe y deja marcas en forma de hilos, que al principio son color morado, luego rojo y terminan en blanco porque no hay flujo sanguíneo.

Por lo general su aparición se relaciona con mujeres embarazadas; sin embargo, destacó que las cicatrices también aparecen en las personas que suben o bajan de peso rápidamente, en quienes desarrollan apresuradamente una musculatura o también en gente que padece cierto tipo de enfermedades hormonales.

Las zonas donde mayormente se localizan son: abdomen, cadera, glúteos, brazos, muslos y pecho.

Para evitar la aparición de las estrías, es recomendable mantener la piel hidratada, tomar mucha agua, alimentarse equilibradamente y dentro de lo posible evitar el aumento y disminución de peso de manera brusca.

Cuando las lesiones en la piel han cicatrizado, es decir ya no hay flujo sanguíneo y están de color blanco, es muy poco lo que se puede hacer, sin embargo en las etapas previas todavía se puede aligerar el problema estético con las recomendaciones realizadas.