Limpiar los oídos de tu bebé con un hisopo puede afectar su salud

- Publicidad -spot_img

Aunque los hisopos están presentes en la mayoría de las farmacias para bebés, muchos padres se confunden respecto a su verdadera función, misma que está lejos de ser la limpieza de los oídos del pequeño.

A continuación, te explicamos los peligros de usarlos y cuál es la forma correcta de asear esta zona, según los especialistas.

Hisopos: ¿para qué sirven?

De acuerdo con la Dra. Tania Maria Sih, presidenta del Departamento Científico de Otorrinolaringología de la Sociedad Brasileña de Pediatría, los hisopos pueden ser utilizados para desinfectar el cordón umbilical y limpiar la nariz del pequeño, nada más.

Los cotonetes nunca debe usarse para asear el oído del bebé, ya que pueden ser peligrosos.

Tratar de quitarle el cerumen al pequeñito puede resultar contraproducente, ya que podrías empujar la cera profundamente por el canal auditivo y lesionar el tímpano, lo que provoca infecciones e incluso sordera.

El Hospital Infantil Arnold Palmer explica que también aumenta las posibilidades de una lesión en el tímpano, los huesos de audición o el oído interno, y causa mareos a largo plazo o problemas de equilibrio (vértigo).

¿Cómo limpiar los oídos del bebé?

La pediatra aclara que no es necesario higienizar los oídos, sino dejar que la naturaleza los limpie naturalmente.

La cera sirve como un importante protector para el desarrollo auditivo del pequeño y solo puede ser removida por un médico, en caso de que exista una indicación específica para hacerlo.

De acuerdo con Kidshealth, esta sustancia tiene dos funciones importantes. Primero, contiene elementos químicos especiales para combatir las infecciones que se presentan en el canal auditivo.

En segundo lugar, actúa como un escudo protector entre el mundo exterior y el tímpano. Cuando el polvo, los gérmenes u otros agentes se meten al oído, la cera los atrapa y elimina naturalmente.

En cambio, cuando la producción de cerumen se acumula hasta el punto de ensuciar las orejitas del bebé, los padres sí pueden asear la región.

Para evitar cualquier accidente, se recomienda que la limpieza se realice utilizando una toallita húmeda y solo en la parte exterior del oído, nunca en el interior.

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Boletín Informativo

Suscríbase para recibir nuestro contenido más reciente.

    No le enviaremos spam. Puede darse de baja en cualquier momento.

    Ultima Hora

    ACTUALIDAD

    - Publicidad -spot_img