Los abusos sexuales a menores en España no prescribirán hasta que la víctima cumpla 30 años

El Consejo de Ministros de España ha aprobado este viernes el anteproyecto de la Ley de Protección Integral de la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia. La medida más importante, y una de las más esperadas por las víctimas, es la ampliación del plazo de prescripción de los delitos, que no comenzará a contar hasta que las víctimas cumplan los 30 años. Hasta ahora, el plazo de prescripción, que dependiendo del delito va desde los cinco hasta los quince años, comenzaba a transcurrir cuando el menor alcanzaba la mayoría de edad, es decir, a los 18 años.

Esta medida afectará a los delitos más graves cometidos contra los niños: la tentativa de homicidio, los delitos sexuales, las lesiones agravadas, el maltrato habitual y la trata de seres humanos.

Modifica 11 leyes

El anteproyecto legislativo, que modifica hasta 11 leyes y plantea la elaboración de la Estrategia de Erradicación de la Violencia sobre la Infancia y la Adolescencia, castiga la violencia física, psicológica, emocional, las agresiones sexuales, los castigos físicos, la falta de cuidado o el trato negligente. Asimismo, también se contemplan las actuaciones realizadas por medio de las tecnologías de la comunicación y la información.

Con carácter trasversal la norma obliga a toda persona que tenga conocimiento de una situación de desprotección, riesgo o violencia sobre un menor a comunicarlo a la autoridad competente o a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Fiscalía o juzgado si se trata de un delito.