Los manifestantes reactivan sus protestas en Irak y exigen respuestas

Centenares de manifestantes antigubernamentales se enfrentaron este lunes a las fuerzas de seguridad iraquíes y bloquearon las calles de Bagdad, determinados a presionar a las autoridades que tenían de plazo hasta este lunes para aportar respuestas a las reivindicaciones del movimiento de protesta.

Este movimiento, que exige desde principios de octubre una renovación del sistema político, quedó eclipsado en las últimas semanas por las fuertes tensiones entre Irán y Estados Unidos, los dos principales proveedores de Bagdad.

Para evitar que las movilizaciones perdieran impulso, los manifestantes dirigieron el lunes pasado un ultimátum de una semana al gobierno para que respondiera a sus demandas.

Entre éstas figuran un llamado a elecciones anticipadas, una reforma de la ley electoral, la designación de un primer ministro independiente, y el fin de la corrupción, que se ha tragado en 16 años el equivalente de dos veces el PIB de Irak.

También piden el fin del sistema político de repartición de cargos políticos en función de las etnias y confesiones.Desde el domingo, en víspera de que se cumpliera el plazo, jóvenes manifestantes en Bagdad y el sur de Irak empezaron a bloquear carreteras y puentes con neumáticos incendiadosEste lunes reactivaron su acción en la capital, aunque las fuerzas de seguridad actuaron rápidamente, y el ejército confirmó la detención de nueve personas, y la reapertura de la principal arteria de la ciudad, la segunda más poblada del mundo árabe, con 9 millones de habitantes.