Lula saldrá a las calles en enero para hacer frente a Bolsonaro

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva anunció que volverá a las calles a partir de enero para «conversar con el pueblo, con los más pobres» y hacer oposición al Gobierno del mandatario ultraderechista, Jair Bolsonaro.

En un discurso en Sao Paulo con motivo de la presentación de la segunda edición de su libro ‘A Verdade Vencerá’ (La verdad vencerá), Lula criticó al Gobierno.

«Esa gente que está ahí la considero gente de mal. No está para construir, está para destruir todos los sueños que construimos», dijo Lula, quien añadió que «este país no puede estar gobernado por el tipo de gente que está en el Gobierno».

«Construir mentiras»

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) también tuvo palabras para la prensa brasileña a la que acusó de «construir mentiras» sobre él para evitar que volviese al poder.

«Como sabían que yo iba a ganar, construyeron mentiras. Mentiras apoyadas por la prensa brasileña. Sé que ellos no me van a dar tregua, pero también sé que yo no les voy a dar tregua», comentó.

Lula hacia así referencia a los comicios de 2018 cuando lideró todas las encuestas de opinión y era el gran favorito, pero el Tribunal Superior Electoral (TSE) vetó su candidatura por estar condenado en segunda instancia, lo que propició la victoria de Bolsonaro.

El petista cumplía desde abril de 2018 una pena de 8 años y 10 meses de prisión por lavado de dinero y corrupción pasiva en el caso de un departamento triplex. Tras 508 días en prisión, el pasado mes de noviembre abandonó la cárcel después que la Corte Suprema le autorizara esperar en libertad hasta que se agoten todos sus recursos.

«Clima de beligerancia»

Todavía en prisión, el expresidente ya anunció que si salía en libertad realizaría una gira por todo el país para terminar con el «clima de beligerancia» que actualmente existe.

Según una encuesta realizada por DataFolha esta semana, el 54 % de los brasileños considera justa su liberación, un 42% no está de acuerdo y un 5% no sabe, no contesta.

Por el momento, el expresidente no podría presentarse a las próximas presidenciales debido a la ley de Ficha Limpia, que impide que un condenado en segunda instancia pueda participar como candidato hasta ocho años después de cumplir la pena. Solo lo lograría si la condena quedase anulada.

Lula tiene varios procesos abiertos ante la Justicia. El expresidente se declara inocente de todos y alega que son parte de una conspiración para evitar su regreso al poder.