Lunes y Martes santo el momento de un retiro espiritual