Madre de Kevin Solórzano: «Ella tiene hijos y las va a pagar bien caro»

La angustia de esta madre ha vuelto a quedar en evidencia. Dolida y defraudada, así se siente doña Ana Betty Hernández, madre de Kevin Solórzano, quien se encuentra preso por suponerlo responsable de la muerte del ex-fiscal Edwin Eguigure Abdul.

Ha reaccionado consternada por la decisión de hoy de la Corte de Apelaciones de confirmar el auto de formal procesamiento contra su hijo a quien dijo que esperaba en su casa este día.

VER EL FALLO AQUÍ

El joven universitario acusado de haber asesinado al exfiscal Edwin Eguigure Abdul tendrá que demostrar su inocencia en un juicio oral y público.

«Me siento consternada con esta noticia ya que yo esperaba tener a mi hijo aquí. He sido una mujer prudente y no he pedido de que investiguen a la fiscal, porque desde el momento en que ella está acusando a mi hijo sin haber estar allí, es porque ella está tapando algo, quiero que la investiguen, no solo porque ella sea fiscal y yo nadie ante los medios», dijo a un canal de televisión en Tegucigalpa.

Además doña Betty confesó que «los de Fusina anduvieron esta semana en la colonia preguntando el comportamiento de Kevin y cuando los vecinos les decían que Kevin no tenía nada que ver les respondían que ya estaban cansados de escuchar la misma cosa, anduvieron por Loma Alta, por el Chimbo. Por qué no investigan cuál era la relación del señor fiscal, esto lo digo públicamente porque ya me cansé de la injusticia que están cometiendo con mi hijo».

NO BAJARÁ LOS BRAZOS

Declaró sentirse aterrada con la justicia hondureña. «Yo esperaba a mi hijo, me siento demasiado defraudada por las leyes de este país, solo porque ella es fiscal la quieren favorecer. No tienen ninguna prueba, la única prueba que tienen es la palabra de la fiscal, nuestras pruebas no las han querido ver».

Y ante ese sufrimiento, ella no bajará los brazos. «Voy a luchar, voy a pedir en las calles, no me importa, voy a pedir de peso en peso para buscar a personas que me ayuden a identificar para saber quiénes son los verdaderos asesinado, a mí no me importa quién lo haya matado, me importa por qué la fiscal no da su cara y no dice qué fue lo que vio ella. Ella tiene hijos y las va a pagar bien caro por lo que le esa haciendo a mi hijo. Nosotros no le hemos hecho nada a ella, le pido que no dude de nosotros, porque somos gente humilde. Dios no nos ha dejado de la mano».

No le importó revelar este detalle: «Nosotros nos hemos dado cuenta que tiene problemas con todo el mundo aquí en el Chimbo pueden preguntar cuál es la relación que tenía con los vecinos, incluso, con su propia esposa, las autoridades que investiguen la relación del señor fiscal en todo El Chimbo y se darán cuenta», expresó.

No le importa las consecuencias que pueda tener sus declaraciones. «Si me matan por decir esto, no importa, por mi hijo doy la vida. Y voy a insistir, él (el ex fiscal asesinado) era una apersona problemática, tenía problemas hasta con su esposa, que investiguen las denuncias que tenía como violencia doméstica para que se den cuenta, ellos creen que son personas sanas, y a nosotros nos están metiendo en este problema sin tener nada que ver».