Madre se ahorca en la habitación de su hija al creer erróneamente que su cáncer había regresado

Dawn Cheetham, una enfermera dental de Reino Unido, acabó con su vida al ahorcarse en el guardarropas de su pequeña hija de ocho años, creyendo que había regresado un cáncer de mama que sufrió años atrás. Sin embargo, la autopsia reveló que no presentaba células cancerígenas en su cuerpo, reportó este viernes Dailymail.

A Cheetham le habían diagnosticado en aquel momento cáncer de mama en etapa tres, recibió quimioterapia y  superó completamente la enfermedad en el año 2015.  Su esposo, Jonathan Mellor, la describe como una persona alegre y hermosa, solo que el cáncer estaba constantemente en sus pensamientos y se convirtió en un problema importante.

«Cada pequeño dolor que sentía, o espasmos estomacales, pensaba  que era el cáncer que estaba regresando, y creo que por eso hizo lo que hizo», afirmó Mellor.

El suicidio lo llevó a cabo después de mantener una pelea con su esposo, quien entonces salió de la casa. Cuando regresó, tuvo que derribar la puerta para entrar, y así encontró la trágica escena.