Malestar en China por una iniciativa del régimen para aumentar la edad jubilatoria

China está nuevamente impulsando el proyecto para elevar la edad de jubilación -una de las más bajas del mundo- mientras intenta hacer frente a los costos derivados de una población que envejece rápidamente. La medida, que ya genera descontento en la población, pondrá a prueba la capacidad del Partido Comunista para implementar reformas.

El partido gobernante aludió al cambio previsional a principios de este mes cuando publicó un esquema de su plan económico quinquenal, que incluía una recomendación para “implementar el aplazamiento de la edad de jubilación”. Las medidas específicas del plan se darán a conocer en marzo.

La edad de jubilación de China se ha mantenido sin cambios durante más de cuatro décadas: en 60 para los hombres y 55 para las mujeres trabajadoras, incluso cuando la esperanza de vida ha aumentado. En lugares como Japón y Taiwán, la mayoría de hombres y mujeres pueden jubilarse y empezar a cobrar una pensión a los 65 años.

El promedio mundial es de 62,7 años para los hombres y 61,3 años para las mujeres, según un análisis de 70 países realizado por la aseguradora Allianz SE.

China está nuevamente impulsando el proyecto para elevar la edad de jubilación -una de las más bajas del mundo- mientras intenta hacer frente a los costos derivados de una población que envejece rápidamente. La medida, que ya genera descontento en la población, pondrá a prueba la capacidad del Partido Comunista para implementar reformas.

El partido gobernante aludió al cambio previsional a principios de este mes cuando publicó un esquema de su plan económico quinquenal, que incluía una recomendación para “implementar el aplazamiento de la edad de jubilación”. Las medidas específicas del plan se darán a conocer en marzo.

La edad de jubilación de China se ha mantenido sin cambios durante más de cuatro décadas: en 60 para los hombres y 55 para las mujeres trabajadoras, incluso cuando la esperanza de vida ha aumentado. En lugares como Japón y Taiwán, la mayoría de hombres y mujeres pueden jubilarse y empezar a cobrar una pensión a los 65 años.

El promedio mundial es de 62,7 años para los hombres y 61,3 años para las mujeres, según un análisis de 70 países realizado por la aseguradora Allianz SE.