Más empleo y seguridad jurídica piden los empresarios al nuevo Gobierno hondureño

La creación de puestos de trabajo y garantizar la seguridad jurídica a las empresas son los principales desafíos del gobierno de Honduras que surja de las elecciones generales del domingo, dijo este martes el presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffy.

«El principal problema del hondureño es la falta de empleo, quien llegue (a la presidencia) debe empezar el día 1 con medidas que incentiven el empleo», indicó Sikaffy en entrevista con Efe.

- PUBLICIDAD -

El presidente que sea electo también deberá incentivar el emprendimiento para que las personas puedan «salir a trabajar, que existan oportunidades y, lo más importante, que haya movilidad social», señaló.

Según un diagnóstico elaborado por la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) y el Cohep, con apoyo de EE.UU., citado por Sikaffy, el país tiene que mejorar el capital humano, dar seguridad jurídica y simplificar los trámites administrativos para crecer de manera «inclusiva».

«La simplificación administrativa y tributaria es esencial porque además limita mucho la corrupción», subrayó el empresario, quien lamentó que «fallos antojadizos» de jueces afecten la seguridad jurídica del país.

El sector privado aboga por la implantación del gobierno electrónico, la simplificación administrativa para que los impulsores de la apertura de un negocio tengan que completar menos trámites y una administración tributaria que permita «un cambio importante en la manera de hacer negocios en el país», agregó.

ELECCIONES CONFIABLES Y SIN VIOLENCIA
Los empresarios esperan que las elecciones sean «transparentes, creíbles y generen confianza en la población», para que un día después del proceso los emprendedores del país puedan «volver a abrir sus negocios sin ningún tipo de violencia», indicó Sikaffy.

El sector privado «quiere trabajar y le interesa que gane el (candidato) que el pueblo elija legítimamente, porque es la única manera de prevenir la violencia electoral», añadió.

Honduras, con 9,5 millones de habitantes, arrastra una crisis económica, política y social desde junio de 2009, luego del golpe de Estado al entonces gobernante, Manuel Zelaya, que se agudizó con el «fraude» que la oposición alega hizo el presidente Juan Orlando Hernández en las elecciones de 2017, para seguir en el poder.

Sikaffy cree que una nueva crisis postelectoral sería «desastroso» para Honduras, porque «el que más sufre es el más pobre», en un país donde siete de cada diez hondureños viven en la pobreza y ocho de cada diez trabajan en el sector informal.

Según cifras del Cohep, un millón de personas en el sector formal están desempleadas y más de 1,5 millones tienen problemas de ingresos en el sector informal.

PAZ Y RECONCILIACIÓN

«Queremos que haya un ambiente de paz y reconciliación nacional», subrayó el líder empresarial, quien pidió al Consejo Nacional Electoral (CNE) «actuar como un árbitro imparcial» que genere «confianza» en el proceso electoral.

Instó a los políticos a respetar la voluntad popular en las elecciones, las undécimas desde el retornó al orden constitucional, en 1980, luego de casi 20 años de regímenes militares.

«Los políticos no pueden volver a defraudar, ya el pueblo no aguanta, el país necesita elecciones limpias, transparentes y creíbles», enfatizó.

Sikaffy indicó que garantizar unas elecciones transparentes y creíbles es una «responsabilidad directa» del CNE, sus tres consejeros y los líderes de los catorce partidos políticos que participarán en la contienda electoral.

«En la medida que tengamos elecciones que la gente perciba que son limpias y transparentes, vamos a tener una aceptación de quien gane o pierda», apuntó.

Según sondeos de opinión, de los doce candidatos presidenciales, solo tres tienen opción para suceder a Hernández, quien concluirá su segundo mandato el 27 de enero de 2022.

Yani Rosenthal, del Partido Liberal; Xiomara Castro, de la alianza entre el Libertad y Refundación (Libre) y la Unión Nacional Opositora de Honduras (Unoh), y Nasry Asfura, del gobernante Partido Nacional, son los candidatos con opciones de triunfo.

Más de 7.000 observadores nacionales e internacionales acompañarán los comicios del domingo en Honduras, donde no hay segunda vuelta electoral.

Boletín Informativo

Suscríbase para recibir nuestro contenido más reciente.

    No le enviaremos spam. Puede darse de baja en cualquier momento.

    Ultima Hora

    ACTUALIDAD