Mediación internacional no es necesaria en conflictos gremiales