México deporta a 9 de cada 10 centroamericanos en ruta a Estados Unidos

Los miles de centroamericanos que huyen de la violencia e intentan llegar a Estados Unidos deben atravesar un muro invisible mucho más cerca de casa: la frontera sur de México.

Nueve de cada 10 ciudadanos de El Salvador, Guatemala y Honduras presentados ante una autoridad migratoria en México fueron deportados en los primeros cuatro meses de este año, de acuerdo a un análisis de Univision Data con base en cifras de la Secretaría de Gobernación.

En ese período, 43,506 ciudadanos de las naciones que conforman el llamado Triángulo Norte fueron devueltos a sus países desde territorio mexicano, reflejaron las cifras.

Los guatemaltecos detenidos tras ingresar a México en forma irregular fueron los más deportados (96%) entre enero y abril de este año, seguidos por los hondureños (92%) y los salvadoreños (87%), reflejaron los cálculos realizados.

No piden asilo en México

Pedir asilo o protección no suele ser la solución para ellos.

“Toda la parte de protección es muy difícil porque hay una instancia que se llama la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) que tiene un presupuesto muy muy bajo. Tienen poca presencia”, dijo Gretchen Kuhner, directora del Instituto para las Mujeres en la Migración.

La capacidad de la comisión gubernamental para los refugiados se queda corta frente a la enorme estructura del Instituto Nacional de Migración, resaltó Kuhner.

“Si una persona llega a un albergue y nunca ha tenido contacto con el INM, si decide no seguir su viaje (hacia Estados Unidos), ahí sí tenemos muchísima más oportunidad de apoyarles para que soliciten asilo”, debido a que están fuera del proceso de detención, detalló.

El migrante tiene 15 días para solicitar asilo y, luego, la COMAR tiene 45 días para entrevistarlo y analizar su pedido

“El porcentaje de solicitudes aceptadas está aumentando, pero sigue siendo una población muy pequeña la que tiene acceso al procedimiento”, dijo Kuhner.

El año pasado, por ejemplo, 1,560 hondureños pidieron asilo, de los cuales 377 lo recibieron, según cifras de la COMAR. Sin embargo, 505 de los hondureños que lo habían solicitado desistieron de continuar con el procedimiento a medio camino.

FUENTE: UNIVISIÓN