México lleva a El Salvador programa para frenar migración

México llevó a El Salvador un programa de apoyo a productores rurales con el que ambos países intentarán evitar la salida de miles de migrantes que buscan el “sueño americano” y muchas veces termina con su muerte antes de siquiera pisar Estados Unidos.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard presentó junto con el presidente Nayib Bukele el programa “Sembrando Vida”, por el cual campesinos salvadoreños recibirán 250 dólares mensuales para que siembren árboles frutales o maderables y no tengan que abandonar su comunidad por falta de recursos económicos. Además, lo que se coseche será para ellos.

México donó 31 millones de dólares para aplicar el plan y las autoridades esperan generar 20.000 empleos.

El anuncio del programa ocurre en un contexto de una creciente salida de migrantes centroamericanos -sobre todo guatemaltecos, salvadoreños y hondureños- que buscan abandonar la pobreza y la violencia en sus lugares de origen e iniciar una nueva vida en Estados Unidos, algo que ha enfurecido al gobierno del presidente Donald Trump.

“El proyecto se llama ‘Sembrado Vida’, pero hoy vamos a sembrar esperanza, (y) la vamos a cuidar, va crecer y va a ser un vigoroso bosque muy pronto”, dijo Ebrard. El mismo plan está en marcha en México con el mismo propósito de generar mejores condiciones económicas para evitar que la gente emigre.

El representante del presidente Manuel López Obrador señaló que a México no le sobra el dinero, que en su país hay 52 millones de personas en pobreza, pero “tenemos que contribuir con los demás países que lo necesitan porque somos pueblos hermanos”.

Aclaró que están apoyando a El Salvador sin ningún interés particular, que no han llegado a pedir algo, ni quieren para tener influencia sobre el país.

El presidente salvadoreño dijo que si con los 31 millones de dólares que está donando México se pueden generar 20.000 empleos y desalentar la migración irregular, a Estados Unidos le sería más barato “ayudarnos a invertir en seguridad, y ayudarnos a invertir y generar 180.000 empleos adicionales”. Así, añadió, “les resolvemos el programa de la migración”.

Estimó que cada año salen alrededor de 100.000 salvadoreños y que un solo puesto de trabajo en su país restaría tres migrantes que buscan llegar a Estados Unidos, “porque un empleo sostiene a otras dos personas”.

Bukele adelantó que este será uno de los temas que tratará el domingo cuando reciba en Casa Presidencial al Secretario de Estado de los Estados Unidos, Michael Pompeo.

El mandatario dijo hace unos días que su país trabaja para reducir la migración irregular y combatir el crimen, y que debería ser tratado de manera diferencia a sus vecinos, Guatemala y Honduras.