«Mi sufrimiento está en manos de Jesucristo», dice madre de «Tony» Hernández en carta que envió al juez

Carta de María Elvira Alvarado

Honorable juez Kevin Castell

María Elvira Alvarado (viuda) de Hernández extiende respetuosamente sus saludos desde Gracias, Lempira, Honduras; Soy la madre de Juan Antonio Hernández Alvarado.

Estoy orando a nuestro señor Jesucristo para que usted sea iluminado con la luz divina y justo porque en sus manos esta el caso que sea considerado mi hijo es inocente escuché sus palabras para el jurado y sentí que usted es un hombre justo, Dios le de sabiduría.

Mi sufrimiento está en manos de Jesucristo porque sólo el conoce el corazón de todos los seres humanos.

Con el respeto que merece señor juez, sentí herido mi corazón al escuchar tantas mentiras, con que facilidad denigran a las personas, que triste no conocer al ser que nos dio la vida y que nos pedirá cuenta.

Señor juez le pido clemencia por mis hijos, los conozco, Antonio es temeroso de Dios, sus hijitos le piden a Jesús que les mande a su papá, la niña de seis años en la iglesia de rodillas reza que Jesús le mande a su papá,a que pesar por algo injusto.

Señor juez hoy muchas amigos, orando por Juan Antonio, sacerdotes y arzobispos y muchas personas por la libertad de Antonio.

Señor juez ten compasión por misericordia Salmo 26 versículo 12, Líbrame del afán de mis contrarios que contra mi se levantan falsos testigos que lanzan amenazas.

Dios le bendiga toda su vida y el Espíritu Santo le dé reflejada la decisión justa que agrada a Dios.
Señor juez mi agradecimiento hoy y siempre.

María Elvira Alvarado.