Microempresa ahogada con facturas de energía eléctrica