Microsoft ayudará a controlar el negocio de la marihuana legal

Microsoft anunció que se asociará con Kind, una startup de Los Ángeles, para ayudarlos a comercializar software que sirve para controlar a cultivadores y distribuidores de marihuana legal.

El objetivo de este tipo de programas es asegurarse que se cumpla con las normas que rigen para la producción y venta de cannabis, algo que, si bien sigue siendo ilegal a nivel federal, ya está permitido en muchos estados del país del norte.

Con esta iniciativa, Microsoft se convierte en la primera gran compañía que se anima a asociarse a esta línea de producción. Hasta ahora todas las grandes corporaciones prefirieron mantenerse al margen de algo que, para muchos, resulta polémico.

El software tiene como finalidad ayudar a que los estados puedan asegurarse de que las ventas y comercialización del producto se hagan en el marco de la legalidad.

Hay 25 estados donde el uso médico ha sido habilitado y cuatro donde, además, está permitido el uso recreacional. Y esta primavera se hará una votación en California para evaluar si ellos también se sumarán a este último grupo.

Según un informe publicado por la revista Fortune, la venta legal de marihuana generó 5,4 mil millones de dólares en 2015 y se espera que aumente un 25% este año. Incluso se estima que llegue a alcanzar los 25 mil millones para 2020.

«Creemos que habrá un crecimiento significativo. A medida que se regula la industria, van a generarse vez más transacciones por lo que se generarán más herramientas y requisitos para poder realizarlas», analizó Kimberly Nelson, directora ejecutiva de soluciones gubernamentales a nivel local y estatal de Microsoft, según publicó The New York Times.

Microsoft anunció su alianza con Kind, que se encargó de desarrollar el software que el gigante tecnológico ahora ayudará a comercializar.

Kind es una compañía que produce, además, stands automáticos para facilitar la venta de marihuana, y trabaja con ciertos bancos que también están en esta línea de negocios. Por ahora solo unas pocas entidades financieras se mostraron dispuestas a abrir cuentas de compañías que cultivan o venden marihuana.

De todos modos, Microsoft no se involucró en esa parte del negocio y sólo colaborará con la división Soluciones Gubernamentales de Kind, que ofrece programas para que el estado pueda monitorear la producción de cannabis.

David Dinenberg, fundado y director de Kid dijo que les llevó mucho tiempo lograr convencer a la compañía que se uniera a este negocio.
«Todos los que estamos en este negocios queremos legitimidad. Espero que se genere un efecto dominó», dijo Dinenberg.