Miércoles sangriento en el Valle de Sula

La reducción de hechos violentos en la zona norte del país parece ser una tarea complicada para las autoridades de la secretaría de seguridad en vista que cada día se continúan incrementando los actos delictivos que dejan como saldo el fallecimiento fatal de más hondureños, el baño de sangre hoy inició en la comunidad de agua blanca sur en el municipio del progreso departamento de Yoro donde las autoridades de la policía nacional de esta jurisdicción municipal reportaron el asesinato de dos personas que se conducían a bordo de una moto taxi de forma preliminar los occisos fueron identificados como Johnny Méndez y Elder Espinoza cuyos cadáveres quedaron en el interior del vehículo de tres ruedas a la escena del crimen se hicieron presentes familiares de ambos occiso quienes manifestaron desconocer el motivo por el cual sus parientes fueron asesinados mientras tanto las autoridades policiales aseguraron que realizarán el proceso investigativo pertinente para darle captura a los sicarios que a bordo de una motocicleta atacaron a los dos infortunados jóvenes, por otra parte en en el Municipio de Omoa a la orilla de la carretera que de la comunidad de masca conduce hacia buena vista fueron descubiertos dos cadáveres dejados en condición de abandono en el interior de sacos plásticos por tal motivo las autoridades de la policía nacional fueron advertidos a través del sistema nacional de emergencias 911 por pobladores del sector, el informe preliminar de las autoridades de investigación establece que ambos cuerpos presentaban signos de tortura, sus manos y pies estaban maniatados, a la escena del crimen llegaron familiares de los dos jóvenes encontrados sin vida a quienes identificaron como Eugenio y Kerling Altamirano quienes aparentemente se encontraban desaparecidos desde anoche, también se hicieron presentes especialistas de medicina forense quienes realizaron el levantamiento cadavérico respectivo y el traslado de los restos mortales hacia la morgue.

mientras que en el municipio de san pedro sula las autoridades policiales reportaron la muerte violenta del joven empresario sampedrano identificado de manera preliminar como Roberto Enrique Morales Urquía quién aparentemente fue atacado a disparos en el interior de su vivienda localizada en la Colonia Villa Eugenia de esta jurisdicción municipal el informe policial establece que sujetos a bordo de un vehículo tipo turismo ingresaron a la residencia y una vez en el interior de la misma cometieron el ataque, aún con vida y en una acción desesperada de su familiares por salvarle la vida el hoy occiso fue trasladado hacia un hospital privado en el bulevar del sur de san pedro sula donde minutos más tarde se reportó su deceso.