Migrantes deportados reciben una segunda oportunidad en Honduras