«Ministro de Salud», el empleo con riesgo de despido en Latinoamérica ante la pandemia de Covid-19

Desde el primer caso de Covid-19 en Latinoamérica, el 26 de febrero de 2020, más de 20 ministros de salud han dejado sus cargos.

Ser ministro de salud en latinoamérica durante la pandemia del Covid-19, se ha convertido en el cargo más volátil. Los grandes gastos, los pocos resultados, la falta de transparencia, fallos estratégicos, los intereses políticos y gubernamentales, entran en juego.

En consecuencia han cambiado de ministro de salud al menos 3 veces el último años los países de Perú, Ecuador, Bolivia y República Dominicana.

Y sólo esta última semana, fueron despedidos los ministros de salud de Ecuador y de República Dominicana.

El mal reparto de las vacunas ha sido quizá la razón más determinante para el despido sin contemplaciones de los ministros de salud. Así sucedió en Argentina y Perú, donde se realizó una vacunación con privilegios, la vacunación VIP, que le costó el puesto a los ministros y juicio político.

La compra de materiales e insumos para combatir el Covid-19, también ha sido un factor de riesgo para mantenerse en la silla ministerial.

En el caso de Honduras, se desarrollan varias líneas de investigación por compras realizadas por Invest-H, adquiriendo 7 onerosos hospitales móviles ppr 47 millones de dólares, de los cuales sólo dos funcionan a medias, habiendo renunciado el Exdirector. De igual manera la adquisición por Copeco de 129 ventiladores mecánicos por 47 millones de lempiras para 19 hospitales y la subsecuente renuncia de el Ministro.

La pandemia ha puesto a prueba las habilidades y honradez de los funcionarios públicos de latinoamérica.

#SC