Miss España Ángela Ponce fue de las más aclamadas al desfilar en traje de baño

152

El último jueves 13 de diciembre se llevó a cabo en la ciudad de Bangkok, Tailandia, la competencia preliminar del Miss Universo 2018, certamen de belleza que este año incluyó en sus filas a la primera mujer transgénero: Ángela Ponce.

Desde que se supo que Ángela Ponce, quien representa a España, iba a ser parte de la edición 67 del Miss Universo; miles de personas han estado atentas a cada paso que da la competidora transgénero.

Días después que impactara con su traje típico, la española Ángela Ponce volvió a causar sensación en Bangkok. Esta vez en la competencia preliminar, donde las 94 candidatas desfilaron en trajes de baño y vestido de noche frente a un comité de selección.

Desde que Miss España salió al escenario, la ovación y los aplausos rápidamente se apoderaron del evento, mientras que Ponce derrochaba lisura luciendo orgullosa su bikini.

Desde su coronación, cibernautas y hasta personas relacionadas al mundo de la belleza han opinado sobre su participación en el Miss Universo 2018 y sobre la inclusión de mujeres transgénero en concursos de belleza femeninos. Pese a la avalancha de críticas, Angela hizo oídos sordos a los cuestionamientos y siguió adelante con la intención de “hacer historia” en representación de la comunidad LGBT.

Las puntuaciones del evento de la noche junto con una parte de la entrevista ayudarán a determinar los semifinalistas durante la transmisión.

Datos de Ángela Ponce

Ángela Ponce Camacho es una modelo española, destacada por ser la primera mujer transgénero en convertirse en Miss Universo España,​ y competir en Miss Universo en 2018.

Ponce, cuyo nombre de nacimiento es Ángel Mario Ponce, nació el 18 de enero de 1991 en el pueblo de Pilas, Sevilla. Sus progenitores regentan un bar en el mismo pueblo donde ella ha ayudado. Tiene un hermano y una hermana.​ A los 16 años comenzó su tratamiento hormonal y a los 24 se sometió a una vaginoplastia, respecto a la cirugía comenta: “Es una decisión personal y no es esencial para ser mujer” y también argumenta que “la única clave para ser mujer es ser y sentirte mujer”.